martes, 12 de febrero de 2013

Pedro Alfonso y Gustavo Conti, la dupla de la temporada



En el mundo del espectáculo dicen que para que una comedia haga reír a los espectadores, los actores se tienen que divertir entre ellos, y eso mismo hacen Pedro Alfonso y Gustavo Conti todas las noches en el Teatro Holiday, donde interpretan a dos amigos que juegan como niños y se cubren entre ellos en las macanas que se mandan. Y esto es algo que no está alejado de la realidad, ya que desde que se conocieron, Pedro y Gustavo formaron una gran amistad llena de bromas, chistes y golpes que en muchas ocasiones tienen que ser frenados por otros integrantes del elenco.

Además, ambos están pasando por un gran momento en cuanto a lo personal, ya que están muy felices con sus respectivas parejas. Conti está hace 12 años con Ximena Capristo, y Alfonso no se despega ni un segundo de su novia Paula Chaves, a quien conoció en la pista de Bailando por un Sueño y en los últimos días se comprometió con ella.

Con respecto a “agrandar la familia”, Gustavo al igual que Ximena tienen muchas ganas de ser papás, y desde hace tiempo lo están buscando. “Queremos ser papás. Con Xime estamos hace mucho tiempo y juntos tomamos la decisión de buscarlo. Sólo estamos esperando que llegue, estamos esperando que el pajarito golpee la puerta”, dijo entre risas Gustavo cuando le preguntamos si tenía ganas de ser papá, mientras que Pedro largó una sonrisa picarona y aseguró que con Paula no están en búsqueda, pero que el día que llegue van a ser muy felices.

–¿Cómo están viviendo la temporada?

–Gustavo: Muy felices, la verdad es que estamos muy contentos con este Viaje de Locura, con todo lo que fue pasando desde que empezamos y con lo que es hoy. Es muy buena la respuesta de la gente, el grupo que se formó es espectacular, así que sólo nos encargamos de disfrutar de una temporada brillante.

–Pedro: Yo opino lo mismo que dice Gustavo (risas). Estamos muy contentos, la verdad es que teníamos muchas expectativas con lo que podía llegar a pasar y superó ampliamente todo. A pesar de que abajo del escenario seamos unos nenes y nos molestemos, peguemos y juguemos entre nosotros, arriba del escenario a la hora de trabajar somos muy serios y obsesivos. Hasta el día de hoy seguimos trabajando en la obra y buscando más chistes. Es un aprendizaje constante, estamos muy metidos y nos encanta.

–¿El grupo que formaron es la clave del éxito de Viaje de Locura?

–P: Creo que formar un buen grupo humano es fundamental, somos un equipo de amigos y tenemos una excelente relación entre todos. De Tito y Gustavo soy muy amigo y compartí con ellos la temporada pasada, de Freddy vengo aprendiendo hace varios años y le tengo mucho aprecio, y trabajo con mi novia que es la persona que más amo. Eso hace que haya mucha buena onda y no hay nada que tengamos que demostrar porque es totalmente real y visible. Va a terminar la temporada y nos vamos a seguir llamando y cuidando la amistad que tenemos.

–G: A todo esto que dice Pedro la gente lo percibe y capta la energía que hay arriba del escenario. Se dan cuenta que nosotros nos estamos divirtiendo, y eso hace que la gente la pase bien. Ven la buena onda que se maneja y creo que eso es importante y fundamental para una comedia.

–¿Y la clave de su dupla cuál es?

–P: Sin dudas, la conexión que siempre tuvimos, desde que nos conocimos. Hoy, después de un año y pico que venimos viéndonos y compartiendo un montón de momentos, considero a Gustavo como un amigo de toda la vida y eso juega a favor cuando estamos arriba del escenario. Nos leemos de memoria, nos conocemos mucho.

–¡También hay muchos golpes!

–P: ¡Sí, a veces muy fuerte! (Risas). No podríamos pegarnos o hacernos chistes con otras personas porque hay que tener mucha confianza. Yo sé que somos amigos y que puedo pegarle patadas donde quiera (risas), y lo mismo pasa con Tito, aunque a veces el que nos pega es él.

–G: Igual, ¡ojo! A veces Pedro se va de mambo y me deja doliendo. Me dice: ‘Uy, perdón, calculé mal’. Pero bueno, son cosas que pasan y nosotros tenemos una ventaja que no tiene nadie arriba del escenario: nos entendemos con miradas. Suele pasar que después de la función nos decimos: ‘Che, cuando vos me miraste fue por tal y tal cosa’, y el otro al toque responde: ‘Sí, era por eso’. Nos miramos y sabemos lo que está pensando el otro. Eso nos da mucha libertad para divertirnos. La gente la capta y les gusta.

–¿Cómo viven el fanatismo de la gente?

–P: Nosotros estamos muy agradecidos, nos encanta todo esto porque lo disfrutamos plenamente. Tratamos de cumplir con las fotos y los saludos, pero es muy difícil por la cantidad de gente que se acerca. Es impresionante lo que se vive en la entrada y en la salida del teatro, y también cuando termina la función que balamos todos juntos con el público y se vive un momento muy especial. Estamos muy pero muy agradecidos.

Una gran dupla, una gran cábala. Pedro y Gustavo comparten el camarín, pero siempre tienen la visita de Tito Speranza para hacer bromas y chistes entre ellos. Y si hay algo que no puede faltar es el fernet, ya que el ex productor de Ideas del Sur toma un vasito antes de cada función y luego se reúne con todo el elenco para rezar un Padre Nuestro. Pero esta dupla sigue teniendo la cábala que hacían en la temporada pasada con Despedida de Soltero: chocar los puños antes de salir, por lo que se consideran los “gemelos fantásticos”.

La opinión de Paula Chaves:

¿Quién es la persona que más conoce a este dúo? Sin dudas es Paula Chaves, quien no sólo es la novia de Pedro y amiga de Gustavo, sino que viene trabajando con ellos hace más de un año, y en varias oportunidades tuvo que ponerse en el rol de madre para frenarlos.

“La verdad es que pegaron onda desde el día uno. Son iguales arriba y abajo del escenario. Se viven pegando en ‘joda’, molestando y se ríen constantemente de todo. Parecen dos adolescentes de 16 años”, contó Paula entre risas, y agregó que cuando están con Ximena, ellas quedan en un segundo plano.

Además, sumó a Tito en este divertido equipo: “Obviamente se suma Tito, que es la presa preferida de los dos en el momento de hacer bromas. Lo vuelven loco, no le dan un segundo de paz”.

“Es muy divertido verlos actuar juntos porque tienen tanta química que no hace falta más nada. Para mí son los nuevo ‘Olmedo y Porcel’, acordate lo que te digo”, agregó la comprometida de Alfonso.

Tickets. Viaje de Locura se presenta de martes a domingo en el Teatro Holiday. Entradas desde $145.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.
A la brevedad te responderé